Ataques de ansiedad: Causas, Síntomas y tratamiento

Cuando tenemos ataques de ansiedad nos empezamos a asustar y nos empezamos a preguntar: ¿Por qué a mí? ¿Cómo ha empezado esto? ¿Cual es la causa de un ataque de ansiedad?  ¿Cuándo? Y un sinfín de preguntas que no hacen más que ponernos todavía más nerviosos. Pues bien, no hay solo un motivo que la provoque, sino que son varios los factores que pueden explicar el surgimiento de los ataques de ansiedad:

persona sufriendo ataques de ansiedad

 

¿Qué son los ataques de pánico o ansiedad?

Es una repentina escalada de intenso miedo o ansiedad, alcanzando el pico máximo dentro de los 10 minutos.
Deben reportarse por lo menos cuatro de los 13 síntomas de ansiedad que señala la DSM-IV, que son los siguientes:

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración.
  • Temblores o sacudidas.
  • Sensación de ahogo o falta de aire.
  • Sensación de atragantarse.
  • Sensación de desmayo.
  • Opresión o malestar torácico.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Inestabilidad, mareo o desmayo.
  • Desrealización o despersonalización.
  • Miedo a perder el control, a morir o a volverse loco.
  • Parestesias (sensación de adormecimiento u hormigueo en manos, pies, partes de la cara, etc.).
  • Escalofríos o sofocaciones (calor).

¿Por qué empiezan los ataques de ansiedad o ataques de pánico?

La investigación demuestra que hay varios factores que pueden provocar o ser causa de un primer ataque de panico/ansiedad.

 

  • Estrés psicológico: que una persona esté en una situación vital que le produzca una gran presión, como problemas o exceso de trabajo, problemas de pareja o de familia, situación de examen y preocupación por un problema médico personal o de un familiar, situaciones que provocarán un fuerte estrés con sus respectivos síntomas que serán malinterpetados provocando posteriormente un condicionamiento clasico

 

  • Desconocimiento: Conjunto de reacciones fisiológicas no peligrosas pero desagradables y desconocidaspara el sujeto (tanto lo que son como sus posibles consecuencias reales). Como hipoglucemia, bajadas bruscas de presión arterial, hiperventilación, las sensaciones que aparecen ante cambios bruscos de temperatura ambiental, intoxicación cafeínica, consumo de drogas, postoperatorio y convalecencia de enfermedades, procesos viricos debilitantes, estrés fuerte y sus síntomas, ansiedad, pánico, nervios, taquicardía, mareo.

 

  • También pueden considerarse otras variables consideradas predisposicionales, es decir, que hay personas que son más vulnerables a condicionar si sufren estos acontecimientos, especialmente por tener una tendencia a exagerar, malinterpetar, catastrofizar  un poco más por las cosas en comparación con los demás. Tambien la rigidez y el perfeccionismo o la sobreproteccion familiar sería factores predisponentes.

 

  • Sin embargo, aunque la vulnerabilidad biológica y psicológica aumentan la probabilidad de que se produzca un condicionamiento en un primer ataque de pánico, en muchos casos encontramos que, sin esta vulnerabilidad, también se puede producir. El ingrediente fundamental es un periodo de fuertes sintomas habitualmente por estrés o situaciones y  valorar como peligrosos (valoración no razonable), y así se condicionan con ansiedad o miedo.

 

 

¿Por qué se mantienen los ataques de ansiedad ó ataques de pánico ?

El componente central es la influencia reciproca que se establece entre la activación fisiológica (provocando los síntomas habituales de estar en alerta en nuestro cuerpo y la interpretación (consciente o no) que la persona hace de la misma en terminos de peligro (consecuencias catastróficas para la persona o para su vida : “me voy a morir, «me darán un infarto» «me voy a ahogar” “no podré seguir con mi vida” “no podré disfrutar”, «Me volveré loco»»soy débil por tener ansiedad»)  interpretaciones que provocaran la ansiedad/ pánico.

Todos estos síntomas de ansiedad o pánico facilitan el que hagamos o dejemos de hacer cosas o también situaciones para defendernos de los propios síntomas (irse de la situacion, tomar la medicación, sentarse, no montar en metro, salir acompañado de casas, tratar de controlar el síntoma o minimizarlo) con el fin de prevenir los supuestos peligros (un ataque al corazón, desmayarse, un iptus, volverse loco, pasar un mal día…) y dejar o al menos aliviar todos estos síntomas de ansiedad.

Estas cosas que hacemos o que dejamos de hacer producen alivio inmediato al reducirse los síntomas , pero impiden ver si son verdad o no las interpretaciones de amenaza (comprobar que no te vas a morir, ni desmayar, ni ahogarte ,ni caerte, ver hasta donde puede llegar en realidad la ansiedad) y también nos impiden perderle el miedo al síntoma y así la próxima vez que aparezca todavía me darán mas miedo y las evitaré por lo tanto mantendrán el problema a largo plazo aunque nos alivien a corto.

Conviene destacar tambien que puede llegar a establecerse una asociacion directa entre ciertas sensaciones corporales y la experiencia de ansiedad pánico sin la necesidad de que se de la medicación de una interpretcion consciente en terminos de peligro. O sea que a veces ya con tan solo el síntoma ya me asusto, sin necesidad de pensar en nada terrible, pues como ya lo he hecho en tantas ocasiones ya con solo tener algún síntoma directamente lo asocio al peligro . Esto sucede muchas veces en situaciones como cuando me levanto y con el cambio de estar en reposo a activarme ya directamente me puedo asustar.

Tratamiento cognitivo conductual de los ataques de ansiedad o pánico.

En primer lugar es importante una revisión por parte de un medico para descartar cualquier causa física y verificar que se trata de ansiedad.

La terapia cognitivo-conductual ha demostrado cientificamente su alta efectividad en los tratamientos de ataques de ansiedad obteniendo un éxito terapéutico entre un 81% – 90% de los casos siendo el tratamiento más eficaz y con menor indice de recaídas, así por ejemplo el tratamiento farmacológico obtuvo una eficacia del 50%-55%,

 

Estos serían algunos de los puntos que se trabajarían en la terapia.

Psicoeducación: Consiste en dar información al paciente sobre la ansiedad y el pánico : mecanismos básicos, funcionalidad, explicación real sobre los síntomas y consecuencias, relaciones entre pensamientos catastróficos , emoción y conducta.

-Identificación y neutralización de mantenedores del problema, o sea cosas que hace el paciente creyendo que le ayudar a estar mejor, pero que, en realidad, contribuyen al mantenimiento del problema.

-Técnicas de respiración y relajación : la respiración controlada puede ser útil para rebajar los síntomas corporales propios de ansiedad, aprender a regularse y frenar puntos claves en algunos casos como es la hiperventilación. La relajación es útil para cambiar sensaciones de tensión que nos acompañan cuando tengo problemas de ansiedad.

-Técnicas cognitivas: reestructuración de creencias distorsionadas e interpretaciones catastróficas, control pensamientos automáticos, regulación de expectativas que se auto-cumplen, etc.

-Entrenamiento en Habilidades Emocionales (asertividad): facilita la expresión adecuada y la aceptación de las emociones.

-Exposición interoceptiva: Exposición a sensaciones temidas (síntomas coporales) para facilitar la habituación a las mismas, disminuir la percepción de que son peligrosas y la pérdida del miedo al miedo.

-Materiales de autoayuda como complemento de la terapia.

Varios estudios indican que la terapia cognitivo-conductual tiene una mejor relación coste-beneficio en comparación con la terapia farmacológica. Aún así, existen casos en que es conveniente la combinación en etapas iniciales de la terapia cognitivo-conductual y la farmacológica.

Exposición en vivo

La exposición en vivo implica que el paciente se exponga en la vida real y de un modo sistemático y progresivo a las situaciones que teme y evita.

Estas y otras técnicas están incluidas en el tratamiento cognitivo-conductual de la ansiedad. Por favor no dude en consultar con el especialista para poder inciar su tratamiento. En nuestro centro de psicología en Madrid contamos con Psicólogos especialistas en el tratamiento de ataques de ansiedad, si lo desea no dude en consultarnos para evaluar su caso.

¿Quieres saber más sobre los ataques de ansiedad? ¡No te pierdas este vídeo!