¿Qué es y cómo superar el miedo a volar?

miedo a volar

Una de las fobias más comunes que pueden llegar a causar ansiedad en el ser humano se encuentra en los aviones. Concretamente en el miedo a volar. Y es que, a pesar de que la probabilidad de que un avión se accidente es increíblemente reducida (1 entre 1,3 millones), estos datos no tranquilizan a la persona que sufre de dicha fobia. Así pues, surge la pregunta: ¿cómo superar el miedo a volar?

Por lo general, la persona que tiene fobia a volar percibe un peligro mayor al real. Algo parecido ocurre con la fobia a los perros, animales dóciles que representan un peligro desmesurado para las personas que sufren de fobia hacia ellos.

Hablamos de un problema de ansiedad que aparece en forma de miedo excesivo y poco razonable ante una situación, objeto o animal no peligroso objetivamente. Cuando la persona anticipa que se enfrentará a esa situación, interpretará ese peligro con un miedo inusual que le llevará a querer evitarlo a toda costa. Si no puede evitarlo por completo, la vivirá en continuo estado de peligro, pensando que algo malo le pasará y experimentando un intenso miedo.

El hecho de evitarlo a toda costa no le permitirá a esa persona ver que sus miedos son poco razonables, manteniendo sus expectativas de peligro y cronificando el miedo patologico. Salidas como la ingesta de bebidas alcohólicas, medicación, desviar el pensamiento a otras cosas o simplemente cerrar los ojos, son reacciones que solo alivian a corto plazo, pero que no solventan el problema.

Así pues, ¿cómo superar el miedo a volar? A continuación detallaremos todo lo referente a este tipo de fobias.

Características generales del miedo a volar y otras fobias

El miedo a los aviones es una fobia más de las presentes en el ser humano. Como fobia, presenta unas características generales que pueden ayudarnos a entender cómo superar el miedo a volar:

  • Temor acusado y persistente, presencial o anticipado, a los estímulos temidos específicos.
  • Miedo excesivo o poco razonable.
  • Malestar subjetivo o deterioro funcional.
  • Evitación.
  • Exposición al estímulo temido provocando ansiedad.
  • En menores de 18 años, duración de más de 6 meses.

Principales síntomas del miedo a volar y otras fobias

Una vez que conocemos las características generales del miedo a viajar en avión, pasaremos a ver los principales síntomas. Y es que conocer los síntomas, nos ayudará a saber cómo superar el miedo a volar:

Respuestas cognitivas

Son las creencias y pensamientos asociados a diversos peligros. Los pensamientos ante la situación temida (catastróficos) disparan la respuesta fisiológica a modo de alarma por ansiedad. Por ejemplo, con los despegues o aterrizajes de los vuelos, pensando que el avión se va a caer, que algo va mal…etc.

A su vez, también se dan pensamientos sobre los síntomas de ansiedad que se van a producir al interpretar como peligrosas las situaciones. De este modo, la persona también puede creer que le puede suceder algo por los síntomas que está viviendo, que pueden ser también interpretados de modo catastrófico: me voy a ahogar, a desmayar….

Respuestas motoras

Como vimos anteriormente, las principales reacciones en este caso son la evitación manifiesta y otras formas más sutiles de evitación, como ingerir alcohol o recurrir a la medicación. Ambas salidas no nos ayudarán a saber cómo superar el miedo a volar.

Conductas protectoras de comprobación o señales de seguridad, son otras respuestas ante este pánico a volar y a los viajes en avión.

miedo a volar

Respuestas fisiológicas

Si queremos saber cómo superar el miedo a volar, debemos comprender también las respuestas fisiológicas que conllevan, que son todos aquellos síntomas derivados de la ansiedad y fuertemente asociadas al avión.

Así, si queremos saber cómo combatir el miedo a volar, debemos antes conocer muy bien como se ha originado y como se mantiene el miedo y como vamos a manejarlo.

Tratamiento cognitivo-conductual como respuesta a cómo superar el miedo a volar

Una vez que se realiza una evaluación individualizada del paciente, se pasa a discernir el tratamiento correcto para saber cómo superar el miedo a volar:

1. Psicoeducación acerca del miedo a volar/fobias

El primer punto será explicar el origen del problema: factores personales implicados, por qué se mantiene y cómo se trabajará en terapia. Si queremos saber cómo superar el miedo a volar, debemos conocer su funcionamiento.

Comenzar con una correcta evaluación será clave para poder aprender a volar sin miedo.

2. Información y corrección de creencias erróneas

Tal y como hemos visto anteriormente, dentro de las fobias, muchas situaciones son malinterpretadas y percibidas como peligrosas sin serlo objetivamente. Para saber cómo superar el miedo a volar, hay que trabajar esas creencias no razonables.

Estas creencias se tratarán en terapia para evitar esos estados que aumentan la respuesta fisiológica de alarma y provocan un aumento del miedo.

3. Otras técnicas empleadas durante el tratamiento

  • Entrenamiento en el manejo del miedo y los síntomas (respiración diafragmática, técnicas de relajación).
  • Entrenamiento en habilidades de manejo del estímulo temido.
  • Estrategias cognitivas (valoraciones razonables).
  • Prevención de respuestas defensivas o de evitación.
  • Reforzamiento contingente al progreso: conviene reforzar la conducta más que el resultado.
  • Posibilidad de control ante el estímulo temido.
  • Colaboración de otras personas significativas.
  • Exposición interoceptiva: exposición a las sensaciones físicas temidas.
  • Afrontamiento de recaídas.

miedo a volar

4. Técnicas de exposición

Esta es una fase clave para entender cómo superar el miedo a volar. Y es que consiste en presentar el estímulo que la persona teme, e incluso los propios síntomas que tendrá el paciente en el avión (ansiedad).

La eficacia de esta técnica de exposición a la hora de perder el miedo a volar, se explica con las siguientes pautas:

  • Extinción de la respuesta condicionada de ansiedad (durante un tiempo se veía como el objeto único de la técnica).
  • Habituación a la activación fisiológica (miedo).
  • Procesamiento emocional.
  • Desensibilizar gradualmente el miedo condicionado.
  • Aumento de las expectativas de autoeficacia y mejora.
  • Disminución de las interpretaciones amenazantes.

A continuación veremos los pasos a seguir en esta técnica de exposición, que ayudarán a comprender cómo superar el miedo a volar:

  • Pertinencia de la aplicación de la técnica: aplicaremos exposición cuando exista miedo específico. Además, tendremos en cuenta que el sujeto no tenga un estado de ánimo depresivo y que no esté bajos los efectos de ansiolíticos o de alcohol, pues de este modo la exposición será más complicada.
  • Explicación terapéutica: explicar al paciente el porqué de esta técnica.
  • Identificación de estímulos ansiógenos: elaboración de una jerarquía para exponerse gradualmente a lo temido e irle perdiendo poco a poco el miedo.
  • Presentación de los estímulos ansiógenos: tendremos en cuenta la ansiedad que le está produciendo dicha presentación.
  • Repetición de la presentación al estímulo.

Muchos autores consideran que más que conseguir que deje de evitar el estímulo hay que conseguir que el sujeto, si escapa al estímulo, vuelva a presentarse a él, pues es muy importante que no se produzca escape (tampoco escape cognitivo cerrando ojos o pensando en otra cosa). Los indicios se ven cuando un estímulo ansiógeno no produce ansiedad o cuando se produce una habituación muy rápida.

En cuanto a jerarquías, se suelen hacer desde niveles mínimos a los máximos, pero lo más habitual es empezar con estímulos mínimos. Así, los aspectos claves para lograr un mejor rendimiento y saber cómo superar el miedo a volar son los siguientes:

  • Presentación en vivo.
  • Auto-exposición en donde el propio sujeto se exponga al estímulo temido. Es recomendado dar un manual con auto-instrucciones y un auto-registro, además de contar con un co-terapeuta, aunque algunas tareas las deberían hacer ellos mismos.
  • La sesión debe ser larga, produciéndose una mayor habituación. Lo primero que ocurre, es que aumenta la ansiedad hasta un punto máximo y luego empieza a bajar (habituación). Si paramos cuando está al máximo se produce incubación.
  • La exposición debe de ser lo menos espaciada posible.
  • Corto: corto plazo (por ejemplo una sesión diaria).
  • Largo: largo plazo (por ejemplo una sesión semanal).
  • Debemos eliminar las conductas de comprobación y de seguridad.

Cuando se trate de un estímulo poco accesible utilizaremos imaginación y posteriormente en vivo. En este caso, la exposición en imaginación no aporta efectividad a la técnica, pero al haber reticencia, se puede usar.

Más información sobre fobias:

Lecturas para entender cómo superar el miedo a volar

  • Anthony, M. A. y Barlow, D. H. (1997) Fobia específica. En V. Caballo (ed.). Manual para el tratamiento cognitivo – conductual de los trastornos psicológicos (vol. 1) (pp. 3 – 24) Madrid. Ed. Siglo XXI.
  • Bados, A. (1998). Fobias específicas. En M. A. Vallejo (ed.). Manual de Terapia de Conducta (vol 1) (pp. 169 – 218) Madrid: Ed. Dykinson.
  • Rubio, V. J., Cabezuelo, F. J. Y Castellano, M. A. (1996). El miedo a colar en avión. Madrid: Biblioteca Nueva.

Miedo a volar/fobia a alturas,animales…

Santiago Cid Paz Psicólogo Clínico, orientación cognitivo-conductual. Licenciado en la Universidad Pontifica de Salamanca con Master en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Complutense de Madrid. Experto en EMDR nivel I por la Asociación Española EMDR. Especialista en tratamientos de ansiedad.

0 opiniones en “¿Qué es y cómo superar el miedo a volar?”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *