Poner límites a un niño ¿Por donde empiezo?

Como poner limites a un niño desobediente

Educar y poner límites  a un niño es una tarea compleja ya que no tenemos un manual de instrucciones para hacerlo y cada niño y familia son muy diferentes por lo que habría que adaptarse a sus diversas realidades. Así cuando nos encontramos ante un  niño/adolescente que desobedece con frecuencia, lo primero que nos preguntamos es si realmente tiene un problema de conducta, pues bien podemos basarnos en algunas claves que nos podrían indicar que efectivamente se trata de ellos :

 

  • Grita y se enfada con frecuencia,
  • desobedece de forma habitual a sus progenitores,
  • Rabietas y enfados constantes
  • Se frustra a la mínima
  • mienta, engaña
  • Bajo rendimiento académico
  • Experimenta brotes de agresividad cuando se le lleva la contraria

 

Cuando todo esto sucede nuestra primera pregunta es : ¿Como puedo poner límites a un niño?

En primer lugar ¿porque debemos hacerlo?Poner límites a las demandas del niño es esencial para establecer unos hábitos de conducta adecuados, ya que en la infancia la sociedad suele ser muy permisiva pero lo que hasta los 9-10 años es gracioso a los 11 comienza a convertirse en mala educación y desagradable. Además si el niño continua con esos comportamientos nos encontraremos con que abandonara sus estudios ante la frustración que le provocará tener que esforzarse, obedecer a sus profesores, ser constante, ver que en ocasiones no puede…

En el desarrollo evolutivo del pequeño es normal que, en ocasiones, se detecten estas conductas agresivas, desafiantes, de oposición o desobedientes, pero si estas se siguen manteniendo en el tiempo es el momento de preocuparse y buscar soluciones.

Las pautas habituales logran, en general, erradicar estos comportamientos. Sin embargo, en algunos niños, estas actitudes son perseverantes en el tiempo y se incrementa su frecuencia y magnitud a medida que van creciendo.

Una intervención temprana de sus progenitores, así como la ayuda de psicólogos infantiles , pueden ayudar a prevenir que un problema de conducta infantil evolucione hacia trastornos más graves en la adolescencia.

 

Lograr en el niño un comportamiento adecuado: ¿cómo se ponen límites a un niño?

Las investigaciones y estudios sobre comportamiento infantil suelen coincidir a la hora de señalar la forma de crear en el niño unas conductas adecuadas. Podemos ver algunas pautas muy generales como :

1. Mantener un buen vínculo afectivo con los padres fomenta seguridad en los niños

2.Dedicar tiempo suficiente a estar juntos en edades tempranas, jugar con ellos, prestar atención a sus actuaciones y ejercer el control sobre ellas cuando sea necesario son algunas de las pautas para corregir los problemas de conducta en el niño.

3.Es fundamental, asimismo, poner límites a sus demandas desde muy pequeños y mantenerse firme en ellos. Esta práctica es una de las mejores formas de establecer unos hábitos de conducta adecuados, que el niño utilizará como referente en su comportamiento posterior.

4.Tan importante es prestar atención al niño cuando se comporta bien como retirársela ante una actitud negativa.

Establecer limites les ayuda a los niños desde pequeños a ver por donde pueden ir y por donde no, tarea fundamental para poderse guiar solos después de adultos, viendo que cosas son buenas para ellos aunque conlleven más esfuerzo  y que cosas no aunque puedan resultar más sencillas.

5.La atención que un niño recibe de los adultos juega un papel primordial en el control de la conducta de los pequeños y adolescentes, por no decir de nosotros adultos en general.

Tan importante es prestarle la suficiente atención cuando se comporta de forma adecuada, y halagarle por ello, como retirársela cuando el comportamiento sea negativo.

Es importante vigilar que no haya mucha diferencia en como intervenimos cuando se porta mal y cuando se porta bien ya que si las actuaciones inadecuadas son las únicas que atienden los progenitores, el pequeño, ante la necesidad de atención, reforzará estas en detrimento de las buenas conductas.

¡Cuidado! A veces pensamos que no estamos prestando atención pero en realidad, ¿Cuando no se presta atención? Así si nuestro hijo se porta mal en el colegio y lo primero que hacemos cuando lo vemos es preguntarle ¿Como te has portado? … le estaremos prestando ya atención vital al comportamiento, en el caso de que se haya portado mal con una conducta reiterativa si continuamos charlando y aleccionándolo sobre ella, ¡seguimos dando muchísima atención!

 

Pasos para corregir los problemas de conducta en niños

Entre otras pautas básicas los especialistas solemos coincidir , en las siguientes:

  • Claridad. Cuando se dan instrucciones al niño, es importante ser claro y preciso. No es lo mismo decirle “pórtate bien”, o “no te portes mal”, que decirle qué es correcto y qué no lo es.
  • Coherencia y constancia. Un padre que riñe a su hijo por un determinado comportamiento, debe hacerlo siempre que lo detecte de nuevo. Hay que tener en cuenta, asimismo, que el pequeño observa su entorno y lo imita: no sería correcto desaprobar una conducta que contempla de forma habitual en su familia.
  • Consenso y complicidad. Es necesario que todos los miembros de la familia, y de fuera de ella con responsabilidad sobre el niño, apliquen las mismas pautas a la hora de enseñar al pequeño buenos hábitos de conducta. Todos deben permitir, o no, las mismas actuaciones.
  • En cuanto a la atención debemos prestársela siempre. Es verdad que hay momentos en los cuales deberemos hacer otras tareas y no podremos estar pendientes al cien por cien del niño. Por este motivo, debemos hacerle respetar nuestros horarios y nuestro propio tiempo. Si se porta mal para llamar la atención le haremos saber que no nos gusta este comportamiento y que solamente tendrá nuestra entera atención si se comporta como es debido.

 

Estas son solo unas sencillas pautas iniciales que esperamos os puedan ayudar, en nuestro Centro de Psicología en el centro de Madrid disponemos de terapias y talleres especializados en problemas de conducta para poder trabajar de una manera tanto individual como grupal las principales problemáticas y ver que formato se adecua mas a cada niño y familia, por favor no dudeis en informaros en el siguiente enlace :  Terapias y talleres para niños o directamente llamando a nuestro Centro de Psicología en Madrid.

 

Para más información :

Taller de conducta Informate acerca de nuestro taller grupal para niños, en el trabajaremos muchos aspectos que mejorarán el comportamiento y bienestar de los más pequeños

Terapias para niños La terapia se ha mostrado como un medio eficaz de abordar las principales problemáticas de comportamiento, incidiendo tanto en el niño como en la familia, dotándola de herramientas para poder manejar y comprender los problemas de su hijo.

Articulo : ¿Niños desobedientes que puedo hacer?

 

Santiago Cid Paz Psicólogo Clínico, orientación cognitivo-conductual. Licenciado en la Universidad Pontifica de Salamanca con Master en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Complutense de Madrid. Experto en EMDR nivel I por la Asociación Española EMDR. Especialista en tratamientos de ansiedad.

0 opiniones en “Poner límites a un niño ¿Por donde empiezo?”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *