Técnicas de estudio

Persona empleando técnicas de estudio

Una de las principales causas de malos resultados académicos tanto en niños ,adolescentes como en adultos suele ser el empleo de técnicas de estudio erróneas que provocan gran perdida de tiempo y una mala memorización. Esto se acaba convirtiendo en un problema muy importante debido a la gran ansiedad que acaba provocando el no poder sacar unos resultados adecuados, afectando gravemente a la autoestima de las personas afectadas. En este articulo veremos algunas claves que pueden resultar de ayuda.

1.Para comenzar las técnicas de estudio : El Lugar de estudio

El lugar de estudio debe ser lo más cómodo posible, de forma que uno se pueda concentrar completamente en el trabajo.
Debe ser una habitación suficientemente silenciosa: cualquier ruido distrae y dificulta la concentración.
Es preferible estudiar en silencio, sin música, o en todo caso con una música tranquila (preferiblemente música clásica) a bajo volumen.
No se debe estudiar viendo la tele (al final ni se estudia bien ni se ve la tele bien). El estudiante, especialmente adolescente o niño  se engaña a si mismo: como ha estado mucho tiempo con los libros considera que ha trabajado duro, pero realmente lo único que he hecho ha sido perder el tiempo.
El estudiante debe trabajar siempre en el mismo lugar, a ser posible en su habitación y con la puerta cerrada, lo que le permite generar una rutina que le facilita la concentración.
Si se cambia de sitio de estudio, en cada lugar uno encontrará cosas que le resulten curiosas y llamen su atención, distrayéndole del estudio. Además, en su habitación uno podrá tener todo su material organizado y a mano.
Se debe evitar ir a casa de un amigo/a a estudiar, ya que aunque se pase un rato muy agradable y divertido, normalmente se estudia poco, el tiempo apenas cunde. Esto obliga a recuperar más tarde el tiempo perdido.

2.Tiempo de estudio

El estudio exige sobre todo persistencia y planificación. Cualquier Técnica de estudio no funcionara si no le dedicamos tiempo por lo tanto :
1.Hay que estudiar desde el primer día
2.Es suficiente con mantener un ritmo de estudio diario de 2 / 3 horas diarias para llegar bien preparado a los exámenes.
3.Si uno tiene que realizar diferentes tareas es bueno comenzar por una que tenga una dificultad media (para entrar en calor), seguir por la que más cuesta (cuando se rinde más) y terminar por la más fácil (cuando uno está ya cansado).

4.Al estudiar es conveniente establecer periodos regulares de descanso. Es una manera de despejar la mente y de tomar nuevos bríos para seguir adelante.
5.Los descansos deben ser breves, unos 5 minutos cada hora de estudio. Descansos de mayor duración no son necesarios y además alargarían el tiempo estudio (estudio efectivo + descanso).
6.Se debe estudiar siempre durante el día, cuando la mente está más despejada.
7.Es bueno crearse un hábito de estudio, hace más llevadero el esfuerzo que supone ponerse a estudiar.
8.Un hábito de estudio consiste en estudiar siempre a la misma hora (por ejemplo de 4,30 de la tarde a 7,30). Hay que elegir aquellas horas en las que se rinde más.
9.Es conveniente planificar también el fin de semana: el sábado puede ser el mejor día para trabajar, dejando el viernes para descansar (tras una semana de estudio) y el domingo para estar más relajado.

3.Algunos consejos que pueden ayudar a una mejor gestión del tiempo:

1.No retrasar el comienzo del estudio.
2.La planificación diaria hay que cumplirla con rigurosidad: si uno ha establecido comenzar a estudiar a las 4,30 de la tarde debe ponerse con los libros justo a esa hora y no media hora más tarde. Mientras antes se empiece antes se termina.
3.Anticipar el estudio. Por ejemplo, si el lunes el profesor envía deberes para el jueves es conveniente tratar de hacerlos el mismo lunes, cuando la materia aún está fresca.
4.Aprovechar los ratos muertos: Por ejemplo, en el autobús, en la parada del metro, etc. Estos momentos se pueden aprovechar repasando la lección, avanzando con los deberes, etc.
5.Fijarse objetivos diarios: No se trata de estar todos los días un número determinado de horas delante de los libros, sino de que esas horas cundan. Para ello es importante fijarse unas metas.
Por ejemplo, voy a hacer los deberes de inglés, voy a repasar la lección 3ª de historia y voy a estudiar una lección de lengua.
Finalizado el tiempo de estudio valorar el rendimiento obtenido: Todos los días, una vez se ha terminado de trabajar, hacer una rápida valoración de si el tiempo ha cundido y en caso negativo tratar de determinar las causas.
6.Reservar para después del estudio alguna actividad agradable

Por último, insistir en que cuando se hace una planificación hay que esforzarse en cumplirla, si bien admitiendo ciertos márgenes de flexibilidad.

 

4.Fases de estudio:

1.En primer lugar hay que determinar la materia que se va a trabajar.
2.Preparar y tener a mano el material que se va a utilizar: apuntes completos, libro de texto, lápices, bolígrafos, cuartillas, calculadora, etc.
3.Hay que evitar tener que levantarse por tal o cual cosa, con la pérdida de tiempo y atención que ello supone.
4.El aprendizaje de cada lección se realiza gradualmente, dando diversas vueltas a su contenido, profundizando cada vez más y afianzando los conocimientos.
5.La primera vuelta es una toma de contacto con el nuevo tema.
Consiste en leer el índice de la lección, ver como se estructura, cuales son los apartados y sub-apartados, ver de cuantas páginas consta, etc.
En definitiva hacer una valoración inicial del contenido que se va a estudiar y de su posible grado de dificultad.
6.A continuación se dará una lectura exploratoria a la lección poniendo la máxima atención.
Consiste en hacer una primera lectura rápida para enterarnos de qué se trata. En este primer paso conseguiremos:
o Un conocimiento rápido de del tema.
o Formar el esquema general del texto donde insertaremos los datos más concretos obtenidos en la segunda lectura.
o Comenzar el estudio de una manera suave de manera que vayamos entrando en materia con más facilidad.
o Además puede servirte también para dar un vistazo a tus apuntes antes de ir a clase y así:
o Conectar antes con la explicación del profesor, costándote menos atender y enterándote del tema.
o Ponerte de manifiesto tus dudas que aclararás en clase, y tomar los apuntes con más facilidad.

 

En esta primera lectura no se debe subrayar nada (es un error que cometen muchos estudiantes).
Otro error habitual es tratar desde un primer momento de memorizar la lección sin tener aún una idea general de la misma.
La siguiente vuelta es ya propiamente de estudio:
Se va leyendo epígrafe por epígrafe, deteniéndose en cada uno de ello, subrayando las ideas principales y tratando de repetir a continuación con las propias palabras lo estudiado.
Hasta que no se consigue dominar cada epígrafe con cierta precisión no se debe pasar al siguiente. Si el epígrafe es muy extenso se puede subdividir en dos o tres bloques e irlos estudiando independientemente, tratando al final de desarrollarlo en su totalidad.
En la lectura aparecen datos, palabras, expresiones que no conocemos su significado y nos quedamos con la duda, esto bloquea el proceso de aprendizaje. Por tanto no seas perezoso y busca en el diccionario aquellas palabras que no conozcas su significado.
La siguiente vuelta es de afianzamiento:
Se revisa nuevamente epígrafe por epígrafe hasta conseguir dominarlos con cierto nivel de seguridad.
Es el momento entonces de elaborar una ficha resumen, muy breve y escueta (una cara de un folio, a lo más dos), en la que recoger un esquema de la lección (apartados principales, sub-apartados, ideas principales, datos de interés, etc.).
Una vez elaborada la ficha, el estudiante dará diversos repasos hasta considerar que domina la lección.
Sólo Hay que tener muy claro que ésta es una de las posibles metodologías de estudio, pero no la única.
Un método que utilizan muchos estudiantes y que no suele funcionar es releer muchas veces la lección, sin profundizar.

Otro método que no es eficaz es el que se basa en la repetición mecánica: se basa en repetir la lección una y otra vez hasta que queda grabada.

5.Lectura del material

¿Qué se puede hacer para leer más rápido?
1.- Evitar leer en “voz alta”, tanto oral como mental. Intentar no mover los labios, manteniendo la boca relajada.
2.- Evitar releer. No se debe volver la vista atrás bajo ningún concepto, aunque pensemos que algo se nos ha podido escapar. Con la práctica nos habituaremos a poner la máxima atención en la lectura, evitando de este modo perder información.
Si no se comprende bien el texto es preferible darle una segunda lectura completa.
3.- Reducir las paradas de los ojos. Aunque no nos demos cuenta, cuando leemos vamos fijando (parando) los ojos en cada palabra, y dentro de ella en cada letra.
Los ojos deben realizar un movimiento suave, continuo, y no una sucesión de breves paradas. Es un aprendizaje complicado pero que con la práctica se consigue.
4.- Centrar la atención en las palabras que aporten significado. Hay que fijarse en los sustantivos, verbos, adjetivos y adverbios, desechando artículos, preposiciones y conjunciones.
Por ejemplo: “El colegio de mi hermana está cerca de mi casa”
Quedaría reducido a: “colegio hermana cerca casa”
5.- Al final de la lectura se buscarán en el diccionario las palabras que no se hayan entendido. En lugar de ir interrumpiendo la lectura cada vez que aparece una palabra que no se entiende.
6.- Actitudes frente a la lectura. ¿Que debo hacer cuando leo?
 Centra la atención en lo que estás leyendo, sin interrumpir la lectura con preocupaciones ajenas al libro.
 Ten Constancia. El trabajo intelectual requiere repetición, insistencia.

Debes mantenerte activo ante la lectura, es preciso leer, releer, extraer lo importante, subrayar, esquematizar, contrastar, preguntarse sobre lo leído con la mente activa y despierta.
 No adoptes prejuicios frente a ciertos libros o temas que vayas a leer.

6.Subrayar

El subrayado trata de resaltar las ideas principales del texto, facilitando su estudio y memorización y posteriormente su repaso.
Un buen subrayado, acompañado de notas a los márgenes, puede ahorrar mucho tiempo de estudio (y mucho esfuerzo), mientras que un mal subrayado no sólo no ayuda sino que puede ser contraproducente como cuando:
– No se resaltan datos relevantes.
– A veces se subraya prácticamente todo el texto sin distinguir cuales son las ideas principales.
¿Qué debemos subrayar?
• La idea principal, que puede estar al principio, en medio o al final de un párrafo. Hay que buscar ideas.
• Palabras técnicas o específicas del tema que estamos estudiando y algún dato relevante que permita una mejor comprensión.
• Para comprobar que hemos subrayado correctamente podemos hacernos preguntas sobre el contenido y sí las respuestas están contenidas en las palabras subrayadas entonces, el subrayado estará bien hecho.
¿Cómo detectamos las ideas más importantes para subrayar?
• Son las que dan coherencia y continuidad a la idea central del texto
• En torno a ellas son las que giran las ideas secundarias.

7.Reglas para el subrayado:

1.- Sólo se comenzará a subrayar tras una primera lectura comprensiva del texto y una vez que éste se ha entendido. Es un error muy típico del estudiante comenzar a subrayar en la primera lectura.

2.- Es conveniente ir subrayando párrafo a párrafo. Primero se lee el párrafo y a continuación se subraya la idea principal.
3.- Se subrayan únicamente palabras claves y no frases enteras. Por ejemplo:
“Los resultados de las elecciones en Italia han estado muy reñidos”
4.- Se pueden utilizar un par de colores, uno de ellos para destacar lo más relevante.
No es conveniente emplear múltiples colores: primero, porque ralentiza el subrayado; y segundo, porque posteriormente puede resultar difícil interpretar el porqué se utilizó un color u otro.
Se puede emplear también un único color, utilizando dos tipos de trazo para diferenciar: línea recta como subrayado normal y línea ondulada para destacar las ideas principales.
5.- El subrayado no debe limitarse a la línea sino que puede incluir otros tipos de señales: flechas relacionando ideas, diagramas, pequeños esquemas, signos de interrogación, llamadas de atención, etc. Todo aquello que sirva para llamar la atención.

8.Esquemas :¿Qué es un Esquema?

Es como un dibujo del subrayado que contiene de forma resumida las ideas principales (las más importantes), las ideas secundarias y los detalles del texto (información complementaria).
¿Por qué es importante realizar un esquema?
Porque permite que de un sólo vistazo obtengamos una clara idea general del tema, seleccionemos y profundicemos en los contenidos básicos y analicemos para fijarlos mejor en nuestra mente.
¿Cómo realizamos un esquema?
1º Elaborar una lectura comprensiva y realizar correctamente el subrayado para jerarquizado bien los conceptos ( Idea Principal, secundaria…). Si es necesario hacer notas al margen.
2º Encontrar el título de nuestro esquema.
3º Abrir la llave, y no cerrarla, ya que no sabemos lo que el esquema ocupará por abajo.
4º Identificar los apartados principales; pero, de momento solo ponemos el primero puesto que no sabemos lo que no va a ocupar éste.

5º Resumir el contenido del apartado. Utilizar abreviaturas si es necesario. Y así con los distintos apartados.
6º Ir cerrando llaves.
7º En este caso puede venir bien completar con un diagrama.
8º Añadir colores, subrayados, etc, a las ideas más importantes.
Elige el tipo de esquema que vas a realizar:
De llaves: (Este es el que recomendamos si hay muchos apartados). En este tipo de esquemas de cada apartado se abre una llave que abarca a los subapartados.

De rayas: (este es el que recomendamos si hay pocos apartados). En este esquema, de la idea principal parten unas líneas hacia las secundarias.

De números: En este esquema las ideas principales van numeradas con 1, 2, 3,… Los subapartados constan de un segundo número y llevan sangría a la derecha. Así dentro de apartado 3, tendremos los subapartados 3.1, 3.2, 3.3, 3.4, …

De letras: En este esquema las ideas principales van señaladas como A, B, C,…. Los subapartados constan de una segunda letra y van sangrados a la derecha. Así dentro de apartado B, tendremos los subapartados B.A, B.B, B.C, B.D,…

De símbolos Descripción: En este esquema las ideas principales van señaladas con el mismo símbolo, por ejemplo * . Los subapartados constan de un segundo símbolo, como por ejemplo # y van sangrados a la derecha. Los apartados que están al mismo nivel tienen el mismo símbolo.

 

 

9.Resúmenes

Tras un primer estudio, resulta muy útil elaborar unas fichas resumen (una por cada lección) muy breves (una cara de un folio o a lo sumo dos) en las que se recojan los datos principales de la lección:
Estructura de la misma, apartados y sub-apartados, principales ideas, otros datos relevantes (nombres, fechas, etc.) y ejemplos más significativos. Se trata de un resumen esquemático de la lección que nos permita con un simple vistazo situarnos. Además estas fichas son muy útiles para los repasos.
La simple elaboración de estas fichas supone ya un importante esfuerzo de aprendizaje ya que requiere un ejercicio de síntesis muy útil que facilitará posteriormente su memorización.
Estas fichas resúmenes se pueden repasar en tiempos sueltos (por ejemplo, esperando el autobús, en el vagón del metro, en la cama antes de costarse…), de modo que nos ayude a mantener frescos los conocimientos adquiridos.

Si buscas tu Psicólogo en Madrid no dudes en consultarnos para poder ayudarte tanto con las técnicas de estudio como con los problemas derivados de ansiedad que surgen ante los resultados, que podría afectar a tu autoestima.

Para más información :

Consulta nuestros talleres para niños y adolescentes

¿Cómo afrontar la ansiedad ante los exámenes?

¿Qué es la psicología cognitivo conductual?

Más Técnicas de estudio…

 

Santiago Cid Paz Psicólogo Clínico, orientación cognitivo-conductual. Licenciado en la Universidad Pontifica de Salamanca con Master en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Complutense de Madrid. Experto en EMDR nivel I por la Asociación Española EMDR. Especialista en tratamientos de ansiedad.

0 opiniones en “Técnicas de estudio”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *