¿Baja autoestima y ansiedad qué relación tienen?

persona con baja autoestima y ansiedad preocupada mirando por la ventana

 

Una reunión de trabajo, un conflicto con compañeros o entregar una tarea a tiempo son situaciones laborales que pueden generar ansiedad y reflejar una baja autoestima, ¿te ha pasado alguna vez?, ¿Crees que tienes baja autoestima y que te afecta en tu trabajo? Aquí podrás saber más sobre cómo gestionar esta sensación y su relación con la valoración que haces de ti mismo.

La ansiedad es una respuesta  necesaria y funcional que da nuestro cuerpo a nivel físico, conductual y de pensamiento. Estamos tan acostumbrados a hablar de ella en términos negativos que parece que solo es fuente de malestar, sin embargo, es gracias a cierto nivel de ansiedad que nos levantamos por las mañanas, llegamos a tiempo al trabajo y nos esforzamos por entregar una tarea en las mejores condiciones. Cuando este nivel de activación resulta desagradable es porque empezamos a sentirlo como algo que escapa de nuestro control y que molesta en nuestro día a día, es decir, interfiere más que ayuda, si crees que este es tu caso puedes beneficiarte de consultar con un profesional especializado en ansiedad como Centro de Psicología SC.

 

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos, cómo nos describimos, incluyendo los recursos personales de los que disponemos. Si tiendo a evaluarme en negativo, falto de recursos, con menos o peores capacidades que otros, podemos decir que mi autoestima es baja. Esta estimación es relevante en todos los ámbitos de nuestra vida, aquí hablamos con más detalle sobre cómo nos afecta en lo laboral y si quieres conocer más sobre cómo mejorar tu autoestima en términos generales puedes hacer click aquí.

 

¿Cuáles son las causas de la baja autoestima y ansiedad?

 El efecto de la experiencia en nuestra ansiedad.

 

En ocasiones nuestro pasado predice nuestro comportamiento. Si has vivido situaciones que te han resultado estresantes en el trabajo, es probable que vuelvas a sentirte de manera similar cuando éstas ocurran de nuevo. Este proceso es resultado de las asociaciones que se producen en nuestra mente, por ejemplo: si antes de una reunión de trabajo te sentiste nervioso, pensaste que saldría fatal y que tu labor sería criticada, hasta el punto que terminaste por evitar presentar tu parte del trabajo, es tal el malestar que sentiste que tu cuerpo va a hacer lo posible para que no vuelvas a sentirlo de nuevo, como sería no volver a ir a reuniones de este tipo o prepararlas en exceso buscando una perfección que evite posibles críticas. Esto parece razonable en términos de supervivencia (evitar lo que hace daño), sin embargo, el malestar no desciende, si no que cada vez es peor y tu inseguridad aumenta, ya que aparece la falta de autoconfianza en poder superarlo, la autocrítica de no hacerlo, la vergüenza de verte actuando de una manera que no te gusta y la tristeza de no conseguir lo que quieres: sentirte satisfecho con tu trabajo.

 

 Una baja autoestima afecta a nuestras habilidades de afrontamiento.

Igual que el pasado influye en nuestra  respuesta de ansiedad e inseguridad, también lo hacen las circunstancias actuales. A mayor carga de trabajo mayor estrés. El estrés aparece cuando creemos que nuestros recursos no son suficientes para afrontar con éxito la situación que nos ocupa, sea porque no disponemos del tiempo o del conocimiento necesario o porque infravaloramos nuestra capacidad para hacerlo, es aquí cuando nuestra baja autoestima afecta a nuestras habilidades de afrontamiento generando más ansiedad.

 La inseguridad del perfeccionismo.

El nivel de autoexigencia que nos imponemos interfiere en nuestro rendimiento, si aspiramos a tener algo perfecto nos vamos a sentir angustiados porque buscamos algo que no existe, así que nunca vamos a estar satisfechos. Pensamientos como “debería haberlo hecho mejor” o “tengo que ir a la reunión sin estar nervioso” son obligaciones auto impuestas que cuando no se cumplen nos generan desconfianza en nosotros mismos o baja autoestima.

 

 ¿Cuáles son los síntomas de baja autoestima y ansiedad?

 

Infravalorar los recursos propios.

Creencias del tipo “no soy suficientemente bueno”, “he cometido un error, cuando se den cuenta me despedirán” o “seguro que no lo hago bien y pensarán que soy bueno”, merman nuestra autoestima y nos hacen sentir más inseguros. Son ideas distorsionadas que no se ajustan a la realidad, ya que nos vemos adivinando el futuro o leyendo el pensamiento de los demás.

Comparaciones con otros.

Evaluaciones recurrentes sobre nuestro rendimiento tomando como referencia el de otros. Compararnos con los demás es como un columpio de balanceo, según con quien te compares quedarás por encima o por debajo, pasando constantemente de un estado a otro, lo que genera más inseguridad porque las comparaciones varían así que nunca llegas a confiar en que lo que haces está bien.

Anticipar negativamente y temer la evaluación negativa.

Preocuparse por lo peor que pueda pasar y sentir ansiedad al imaginar que otros te evalúan de manera negativa.

Sensaciones físicas desagradables.

Cuando nos sentimos ansiosos nuestro cuerpo reacciona con  palpitaciones, temblores, sudoración… y en nuestro intento por evitarlas acabamos sintiéndonos peor.

Peor  concentración.

 

deterioro-rendimientoo-por-baja-autoestima-y-ansiedad

Nos cuesta mantener la atención en la tarea, ya sea porque nuestro nivel de activación es tan alto que nos vemos incapaces de concentrarnos en lo que tenemos entre manos o porque estamos preocupados por lo que pueda pasar: “se notará que estoy nervioso”, “no conseguiré tener el trabajo a tiempo”, “qué puedo hacer si me quedo en blanco durante la presentación”…

 Consecuencias de la baja autoestima y ansiedad

 

Deterioro del rendimiento.

La calidad de nuestro trabajo puede verse afectada porque nos cuesta más concentrarnos, porque invertimos tiempo en evitar las situaciones que nos generan malestar aplazando la entrega de tareas o porque al sentirnos inseguros nos vemos incapaces de realizar el trabajo con éxito, así que terminamos por no dar lo mejor de nosotros, con el malestar que esto conlleva.

Cronificación de los síntomas.

Cuando las sensaciones desagradables y el diálogo interno negativo se mantienen en el tiempo es más difícil que podamos cambiarlo por nosotros mismos, por esto es importante consultar con un psicólogo que pueda ayudarte a identificar el problema y te proponga un tratamiento eficaz.

 

 Tratamiento de la baja autoestima y ansiedad

Cada tratamiento ha de ser personalizado a las características de la persona. Un tratamiento eficaz puede ser  con un psicólogo online o presencial, el éxito depende en gran medida de la validez de las técnicas, algunas que se han probado útiles para la autoestima y la ansiedad son:

 

Psicoeducación sobre la ansiedad, conocer lo que nos pasa nos da sensación de control  e información para afrontar las sensaciones físicas desagradables.

Terapia cognitiva para mejorar el diálogo interno, al hablarnos de una manera más amable y menos negativa modificamos la baja autoestima.

La gestión emocional  es clave para aceptar la frustración de los errores y las críticas, así como la tristeza de no conseguir lo que queríamos.

Exposición a situaciones temidas. Dejar de evitar lo que genera ansiedad sea una reunión con nuevos compañeros o un posible error es fundamental para perderle el miedo y darnos cuenta que lo imaginábamos peor de lo es.

Entrenamiento en asertividad. Saber comunicarnos con los demás ya sea para responder a las críticas, expresar desacuerdos  o pedir ayuda, es muestra de una buena autoestima y reduce nuestra ansiedad, aqui os dejamos algunas claves para ser mas asertivo.

 

Si te interesa saber más sobre la gestión de la ansiedad puedes leer Ocho maneras de reducir la ansiedad.

 

 

 

 

 

 

 

Santiago Cid Paz Psicólogo Clínico, orientación cognitivo-conductual. Licenciado en la Universidad Pontifica de Salamanca con Master en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Complutense de Madrid. Experto en EMDR nivel I por la Asociación Española EMDR. Especialista en tratamientos de ansiedad.

0 respuestas a «¿Baja autoestima y ansiedad qué relación tienen?»

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.