Entrenamiento en autoinstrucciones

Persona con globos de pensamientos dibujados alrededor representado las autoinstrucciones

¿Qué son las autoinstrucciones?

Las autoinstrucciones son una serie de frases que nos decimos a nosotros mismos antes, durante y despues de enfrentarnos a una tarea y que  puede  ayudar a afrontar los problemas y en ocasiones los miedos o ansiedad de una forma mas exitosa

 

¿En qué consiste el entrenamiento en autoinstrucciones de Meinchebaum?

¿En qué consiste? Es una técnica cognitiva que creo Meinchebaum en 1969, con el objetivo de trabajar el dialogo interno de la persona para afrontar una situación. Esta Técnica trata de decirnos mentalmente una serie de frases que hemos automatizado, las cuales nos pueden servir de apoyo en algunos casos  en los que la ansiedad empieza a elevarse o para realizar una tarea o autoregularse para  el aprendizaje de diversas tareas.

Primero, para automatizar las frases vamos a hacer una recopilación de algunas autoinstrucciones que nos siriviesen en nuestro caso según el momento en la cual las vamos a aplicar:

 

  1. Preparación para una situación estresante: las autoinstrucciones que debe darse el paciente antes de exponerse a la situación estresantes son del tipo : “se que puedo hacerlo, he entrenado las técnicas, todo irá bien, me sentiré muy satisfecho de mi mismo” Sé que puedo enfrentar la situación, porque lo he hecho antes.”Si permanezco en la situación temida, mi ansiedad disminuirá. Recuerda el círculo vicioso del pánico, ahora es el momento de romperlo.
  2. Afrontamiento de la situación: el sujeto se da autointrucciones para poner en marcha las estrategias aprendidas: “estoy en el vagón del metro, he de respirar cuatro o cinco veces profundamente, recordando expulsar todo el aire y fijándome en las sensaciones corporales, en como el aire entra y sale de mis pulmones”
  3. Prevención de la ansiedad/crisis durante el afrontamiento: son las autoinstrucciones que el sujeto debe darse para poner en marcha estrategias alternativas a las que ya ha utilizado y no han sido útiles “no pasa nada si no logro parar estos pensamientos ahora, puedo intentar hacer relajación y visualizar la imagen de la playa”
  4. Recompensa por una ejecución correcta: En todos los casos es necesario y muy conveniente que la persona se proporcione autoverbalizaciones positivas por haber finalizado con éxito el afrontamiento; estas autoinstrucciones contribuyen a consolidar el comportamiento eficaz y a incrementar la autoestima del sujeto “que bien lo he hecho, soy una fenómeno, ya veras cuando se lo cuente a los terapeutas, la proxima vez también lo haré, incluso mejor”He comprobado que cuando controlo mis pensamientos catastrofistas, controlo mi miedo.””Estoy contento con mis logros.””Controlar la respiración me ayuda.””No fue tan malo como esperaba.”
  5. Afrontamiento de fracasos y recaidas: es posible que, en alguna ocasión, la persona no pueda afrontar con éxito la situación y fracase estrepitósamente o escape de ella. Para esos casos es necesario dotarle de autoinstrucciones que le ayuden a superar la situación “No he practicado suficiente la respiración y por eso no ha funcionado, para el viaje de vuelta ya lo haré mejor y seguro que ya entonces consigo relajarme, no ha salido bien esta vez, pero eso no significa que no vaya a salir bien la siguiente, tengo que seguir intentándolo” “Hoy no me ha ido tan bien como la otra vez, pero esto es normal durante al principio.””Bueno, las cosas no siempre salen bien pero no es una catástrofe.””Esto sólo significa que debo seguir practicando.””Es recomendable que prepare varias tarjetas con autoinstrucciones para que pueda llevarlas cerca y le sirvan de recordatorio.”

 

Una vez trabajado el planteamiento de la técnica las fases para llevarla a cabo según Meinchebaum (1991) consta de diferentes fases en las que con el tiempo se va diluyendo la participación del terapeuta :

Modelado

En esta primera fase del entrenamiento propuesto por Meichebaum es el terapeuta el que actúa como modelo y va repitiéndose las autoinstrucciones en voz alta mientras realiza la tarea objetivo que se pretende afrontar.

Guia externa en voz alta

En la segunda fase el terapeuta verbaliza las autoinstrucciones y el paciente va realizado la conducta objetivo.

Autoinstrucciones en voz alta

En esta fase ya no se aplica el modelado del terapeuta y ya es el paciente que ya se da las autoinstrucciones mientras actúa. En esta fase se suele dar apoyos ya que es difícil recordar todo lo visto anteriormente

Autoinstrucciones enmascaradas

En esta fase comenzamos a emplear las autoinstrucciones en voz baja.

Autoinstriccones encubiertas

En la ultima fase la persona ya emplea las autoinstrucciones de forma mental pensándolas y ejecutando la conducta.

 

En muchos casos las autoinstrucciones pueden ayudar pero en muchos otros  son insuficientes por lo que en casos de ansiedad es necesario realizar una evaluación completa con un profesional  para poder valorar cuál es el tratamiento adecuado para superar el problema.

 

 

 

Santiago Cid Paz Psicólogo Clínico, orientación cognitivo-conductual. Licenciado en la Universidad Pontifica de Salamanca con Master en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Complutense de Madrid. Experto en EMDR nivel I por la Asociación Española EMDR. Especialista en tratamientos de ansiedad.

0 respuestas a «Entrenamiento en autoinstrucciones»

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.